Tratamientos naturales para el dolor de espalda

folder_openBienestar emocional, Cuidado personal, Salud senior
commentNo hay comentarios
Tratamientos naturales para el dolor de espalda.

La epidemia del dolor de espalda

Los tratamientos naturales para el dolor de espalda tienen su importancia en el siglo XXI porque, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70% de la población en países industrializados sufrirá dolor de espalada en algún momento de su vida.  

Echa un vistazo a los productos de nuestra tienda

Ir a la tienda

A nivel mundial, el dolor de espalda es una de las razones más comunes de las bajas laborales, y la segunda razón más común para las visitas al médico.

En este artículo vamos a hablar de los motivos del dolor de espalda tras lo que enumeraremos una serie de tratamientos naturales para el dolor de espalda.

Causas más comunes del dolor de espalda

Es algo sabido por (casi) todos que las horas frente al ordenador, como requiere la mayoría de los trabajos modernos, generan dolor de espalda. El ritmo frenético diario, el estrés cotidiano, una mala alimentación, así como un estilo de vida sedentario no son buena combinación.

Tratamientos naturales para el dolor de espalda

Si bien existen patologías orgánicas (como cálculos e infecciones renales), trastornos autoinmunes (artritis reumatoide, espondilitis), patologías musculo-esqueléticas (artrosis, osteoporosis, fibromialgia, etc.) que cursan con dolor de espalda, en la mayoría de los casos se deben a problemas «mecánicos» del sistema musculoesquelético, en lugar de enfermedades graves o problemas de salud crónicos. 

Si no existe una alteración estructural de la columna vertebral, lo más frecuente es que lo que provoca el dolor sea una musculatura acortada, débil y tensionada, junto con una columna “anquilosada” por la falta del movimiento.

Factores de riesgo importantes para los problemas de la espalda incluyen:

  • Un estilo de vida sedentario.
  • Falta de flexibilidad, rigidez y debilidad muscular.
  • Sobreentrenamiento (demasiado ejercicio sin descansar lo suficiente, especialmente cuando no se estira.)
  • Mala dieta.
  • Obesidad.
  • Fumar.
  • Estrés emocional crónico.
  • Falta de sueño.
  • Estreñimiento.
  • El embarazo.

La sintomatología más común en el dolor de espalda incluye tensión muscular aumentada, limitación del movimiento, dolores punzantes en la espalda, molestias al dormir y dolor al estar de pie durante largos períodos de tiempo.

Tratamientos convencionales vs tratamientos naturales para el dolor de espalda

Los tratamientos convencionales más comunes para el alivio del dolor de espalda son los medicamentos, incluidos los “famosos antiinflamatorios”, junto con los analgésicos.

Según la evidencia científica, la eficacia de medicamentos como ibuprofeno o paracetamol es muy limitada. Estos medicamentos están enfocados a proporcionar un alivio sintomático, y por lo general, no resuelven las causas subyacentes del dolor lumbar (como una mala postura, obesidad o sedentarismo). Además, pueden causar efectos secundarios adversos, incluso se han relacionado con complicaciones como daño hepático o hemorragia intestinal, cuando se toman durante largos períodos de tiempo o en dosis altas.

La buena noticia es que, antes de optar por opciones tratamiento convencionales, existen una serie de tratamientos naturales para el dolor de espalda.

Se trata de soluciones naturales, seguras y sobretodo efectivas, dirigidas hacia la causa del dolor de espalda y basadas en el estilo de vida (incluida la mejora del sueño, la actividad física, el manejo del estrés y una dieta saludable).

Tratamientos naturales para el dolor de espalda

Dentro de los tratamientos naturales para el alivio del dolor de espalda se incluye la fisioterapia, el ejercicio físico, yoga, técnicas de control del estrés, una dieta saludable y algunos suplementos nutricionales.

1. Fisioterapia

La fisioterapia en sus distintas modalidades (ejercicio terapéutico, masajes, terapia manual, etc.) ayudará a movernos mejor y a aliviar el dolor.

El fisioterapeuta examinará al paciente y elaborará un plan de tratamiento personalizado, posiblemente, encaminado en un primer momento a reducir el dolor y la inflamación. Una vez el dolor esté estabilizado el trabajo irá encaminado en la mejora de la flexibilidad, fuerza, resistencia, coordinación y el equilibrio, con el fin de evitar la aparición de dicho dolor.

Como hemos dicho anteriormente, la fisioterapia, no son solo masajes, incluye hacer ejercicio. Puede incluir estiramientos, ejercicios de la musculatura del tronco, etc. Ejercicios todo ellos encaminados a poder ser realizados por los pacientes en su domicilio

tratamientos naturales para el dolor de espalda

2. Ejercicio físico regular de cuerpo completo

La práctica de ejercicio de manera regular, tanto aeróbico como entrenamiento de fuerza, ayuda a reducir el dolor de espalda al aumentar la flexibilidad, reducir la debilidad muscular, mejorar la postura, ayudar a mantener un peso saludable y al reducir la inflamación.

tratamientos naturales para el dolor de espalda

Siempre hay que tener presente a la hora de hacer cualquier ejercicio para mejorar nuestra espalda:

  • Comenzar gradualmente cualquier programa de nuevo de ejercicios.
  • Calentar y estirar antes de comenzar.

Según los estudios, el yoga se muestra como una opción ideal de ejercicio para la espalda. La práctica habitual de yoga fortalece y estira la columna además de aportarnos calma y bienestar emocional, lo que conduce a mejoras en la función de la espalda y reducción del dolor.

3. Reducción del estrés

El estrés crónico impacta sobremanera en la salud de nuestra espalda, tensando nuestra musculatura desde el cuello hasta la zona lumbar. Por lo que no es de extrañar que todas las intervenciones encaminadas a reducir el estrés de nuestra vida, alivien, también, el dolor de espalda.

Existe evidencia de las técnicas meditación puede ayudar a las personas a lidiar con el dolor de espalda crónico de manera más efectiva. 

Las técnicas de respiración son una vía sencilla, práctica y gratuita para lograr la relajación, disminuir el estrés, la ansiedad y reducir el dolor de espalda.

Dentro de la infinidad de técnicas respiratorias, cuando hablamos de tratamientos naturales para el dolor de espalda, resalta sobremanera la técnica conocida como 4-7-8. La clave de esta técnica, popularizada por el prestigioso Dr. Andrew Weil (portada en dos ocasiones de la revista Time), reside en inhalar y exhalar correctamente el aire con la postura adecuada.

Estos son los tres pasos de la terapia:

  1. Tumbado o sentado con la espalda recta y apoyada.  Cierre la boca e inhale el aire a través de la nariz. Cuente hasta cuatro.
  2. Aguante la respiración durante siete segundos.
  3. Espire completamente el aire durante ocho segundos.
Tratamientos naturales para el dolor de espalda

Además, las plantas medicinales son muy útiles a la hora de combatir la ansiedad, el estrés y el nerviosismo así como favorecer el sueño y el descanso. En este sentido productos que combinen distintas plantas medicinales como Valeriana, Pasiflora, Lúpulo y Tila, parece ser lo más efectivo.

4. Una dieta antiinflamatoria.

Una dieta saludable es clave para mejorar el dolor de espalda, reducir la inflamación así como para evitar que este molesto dolor vuelva a aparecer en el futuro.

A continuación, os presento las claves para una alimentación basada en alimentos no procesados ricos en componentes antiinflamatorios que nos ayuden a lidiar con el dolor de espalda:

Si queremos reducir la inflamación de nuestro cuerpo, lo primero que tenemos que hacer es evitar el consumo de alimentos inflamatorios. Determinados productos inflaman nuestro cuerpo cuando los comemos, en el grupo de alimentos inflamatorios estarían los alimentos ultraprocesados, así como los azúcares añadidos, las harinas refinadas, los aditivos químicos así como los aceites vegetales refinados (todos ellos ingredientes habituales de dichos ultraprocesados).

Claves para una alimentación basada en alimentos no procesados

Agua: Mantenerse bien hidratado es fundamental, ya que la deshidratación puede aumentar el dolor de espalda.

Una dieta rica en fibra:  El estreñimiento aumentan la presión abdominal y favorece los espasmos musculares, lo que puede empeorar el dolor de espalda. En este sentido comer alimentos ricos en fibra como las frutas, verduras y semillas pueden ser de gran ayuda. Además el uso de remedios naturales como la cascara sagrada, las hojas de sen y el carbonato de magnesio, pueden sernos de gran ayuda para aportar fibra a la dieta.

Especias, infusiones y hierbas aromáticas: Los estudios nos dicen que el uso habitual en la cocina de estas plantas mejora el dolor de espalda. Especialmente interesante son la cúrcuma y el Jengibre.

Alimentos ricos en magnesio y potasio: Estos minerales reducen la inflamación y son fundamentales para el buen funcionamiento de la musculatura. Por lo que debemos incluir en la dieta la mayor cantidad posible de alimentos ricos en magnesio y potasio , como vegetales de hoja verde, aguacates, plátanos, cacao o agua de coco.

Grasas omega-3: Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el pescado azul, las nueces y las semillas de lino ayudan a reducir la inflamación y controlar el dolor.

Alimentos ricos en proteínas: Una dieta rica en proteínas saludables como las del pollo y pavo, huevos, pescado y legumbres es fundamental para mantener la salud de los músculos y los huesos. Otras buenas fuentes de proteínas (en especial de colágeno) son los caldos de pescado y de huesos.

5. Suplementos para reducir la inflamación y el dolor

Aceite de pescado  rico en Omega 3 (EPA y DHA( (1-2g diarios): las personas con dolor de espalda necesitan dosis más altas de omega-3 para ayudar a reducir la inflamación.  Ya que la mayoría de nuestras dietas no incluyen la dosis necesaria, la suplementación en estos casos parece ser muy acertada.

Cúrcuma (1,000 miligramos diarios): La  curcumina,  el ingrediente activo de la curcuma, tiene una poderosa actividad antiinflamatorias y reductora del dolor.

Enzimas de la piña (500 mg/día): Enzimas como la bromelaina, que se encuentran principalmente en el tallo de la piña, son antiinflamatorios naturales que también ayudan a reducir la inflamación y el dolor de espalda.

MSM (1300-3000 mg por día):  MSM es un suplemento antiinflamatorio con alto contenido de azufre, que  ayuda a aliviar los espasmos musculares y el dolor articular.

Magnesio (300–500 miligramos por día): Al magnesio es conocido como “el mineral de la relajación” porque ayuda calmar el estrés y relajar la musculatura, siendo muy útil en contracturas y espasmos.

Precauciones sobre el dolor de espalda

Aunque en la mayoría de los casos, el dolor de espalda es «benigno» y  puede solucionarse identificando la fuente del problema y siguiendo estos tratamientos naturales para el dolor de espalda, a veces en casos graves son necesarias otras intervenciones.  

Hable con su médico si el dolor de espalda comienza de manera muy repentinamente, tras un traumatismo, si se acompaña de otros síntomas como fiebre, escalofríos, mareos, entumecimiento o pérdida de peso inexplicable, o si el dolor de espalda no mejora en semanas. 

La información contenida en esta Web tiene un carácter meramente informativo y no debe sustituir las recomendaciones de los profesionales de la salud.

Redactado por Antonio Valenzuela:

Antonio Valenzuela es fisioterapeuta, experto en psiconeuroinmunologia clínica, fitoterapia y nutrición.
Antonio es profesor, conferenciante y divulgador sobre un estilo de vida saludable. Colabora con Green Club aportando información profesional, actual y contrastada sobre diversos temas relacionados con la salud y el bienestar.

Para seguir sus consejos en redes sociales, puedes encontrarlo en @antoniovalenzuelacanovaca

Fuentes del artículo Tratamientos naturales para el dolor de espalda.
  1. Bulletin of the World Health Organization 2003;81:671-676
  2. Bulletin of the World Health Organization 2019;97:423-433.
  3. Machado GC,, et al. Non-steroidal anti-inflammatory drugs for spinal pain: a systematic review and meta-analysis. Annals of the Rheumatic Diseases 2017;76:1269-1278.
  4. Rathnavelu V, et al. Potential role of bromelain in clinical and therapeutic applications. Biomed Rep. 2016;5(3):283–288.
  5. Cramer H, Lauche R, Haller H, Dobos G. A systematic review and meta-analysis of yoga for low back pain. Clin J Pain. 2013 May;29(5):450-60.
  6. Cramer H, Haller H, Lauche R, Dobos G. Mindfulness-based stress reduction for low back pain. A systematic review. BMC Complement Altern Med. 2012;12:162.
  7. https://www.drweil.com/health-wellness/body-mind-spirit/stress-anxiety/breathing-three-exercises/
  8. Castrogiovanni P et al. Nutraceutical Supplements in the Management and Prevention of Osteoarthritis. Int J Mol Sci. 2016;17(12):2042.
  9. Gagnier JJ. Evidence-informed management of chronic low back pain with herbal, vitamin, mineral, and homeopathic supplements. Spine J. 2008 Jan-Feb;8(1):70-9.
  10. Butawan M, Benjamin RL, Bloomer RJ. Methylsulfonylmethane: Applications and Safety of a Novel Dietary Supplement. Nutrients. 2017;9(3):290.
  11. Nahin RL, Boineau R, Khalsa PS, Stussman BJ, Weber WJ. Evidence-Based Evaluation of Complementary Health Approaches for Pain Management in the United States. Mayo Clin Proc. 2016;91(9):1292–1306.
  12. Park R, et al. Magnesium for the Management of Chronic Noncancer Pain in Adults: Protocol for a Systematic Review. JMIR Res Protoc. 2019;8(1):e11654.
folder_openBienestar emocional, Cuidado personal, Salud senior
commentNo hay comentarios
Tags: ,

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú