Ejercicio físico con fibromialgia

folder_openBienestar emocional, Rendimiento deportivo
commentNo hay comentarios
Fibromialgia

La fibromialgia es un síndrome caracterizado, sobre todo, por dolor crónico y fatiga generalizados. Si bien, a dia de hoy no existe una cura para la misma, es posible conseguir mejoras ostensibles incluso con periodos de remisión. A este nivel, existe una sólida evidencia sobre la efectividad del ejercicio físico, mejorando el dolor y aumentando el bienestar de los pacientes con fibromialgia.

El ejercicio físico, la mejor medicina en fibromialgia.

La fibromialgia es un síndrome bastante común en la población general, alcanzando una prevalencia del 2-3% en todo el mundo. Se caracteriza por dolor crónico generalizado, fatiga, alteraciones del sueño y síntomas funcionales. 

Los múltiples componentes de la patogenia y el mantenimiento de la afección requieren un enfoque de tratamiento multidisciplinario en el que el ejercicio físico juega un papel protagonista.

La American Pain Society (APS) y la Association of the Scientific Medical Societies en Alemania (AWMF) dieron el nivel más alto de recomendación al ejercicio físico por encima de  terapia cognitivo-conductual y el fármaco amitriptilina  respectivamente. Esto significa que moverse es el mejor remedio para la fibromialgia.

Los estudios muestran pruebas sólidas de que los tratamientos más consistentemente relacionados con las mejoras de la fibromialgia son el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza. El ejercicio eficaz se centra en el estiramiento, con una progresión gradual hacia ejercicios de fortalecimiento y reacondicionamiento.

El círculo vicioso dolor-sedentarismo.

Sabemos que las personas con fibromialgia, debido al dolor y la fatiga, son menos activas físicamente en comparación con los controles de la misma edad. Lo que ocurre es que el músculo desacondicionado es un potente generador de dolor  por lo que el sedentarismo conducirá a más dolor, resultando, frecuentemente, en un brote de síntomas.  Por lo que la prescripción del ejercicio con la filosofía de “comenzar con poco a poco y de forma progresiva”, se antoja indispensable a la hora de mejorar la sintomatología de la fibromialgia.

Fibromialgia

Empieza por caminar más.

Aunque el ejercicio es fundamental para el tratamiento de la fibromialgia, la adherencia al mismo suele ser baja. En este sentido, empezar por caminar, como forma de ejercicio físico, tiene importantes ventajas.

En un estudio sobre 920 mujeres con fibromialgia, se observó que aquellas que caminaban habitualmente mostraban menores niveles de dolor y fatiga que aquellas que no caminaban.

Fibromialgia

Otro artículo de revisión de 26 estudios (2384 participantes) concluyó que se puede recomendar caminar como una forma eficaz de ejercicio o actividad para las personas con dolor musculoesquelético crónico.

Ejercicio aeróbico y de fuerza para la fibromialgia

Los estudios concluyen que la práctica de ejercicio de manera regular , tanto aeróbico y  como entrenamiento de fuerza, son la forma más eficaz de reducir el dolor y mejorar el bienestar global en personas con fibromialgia. Ayudan a aumentar la flexibilidad, reducir la debilidad muscular, mejorar la postura, ayudar a mantener un peso saludable y al reducir la inflamación.

Siempre hay que tener presente a la hora de hacer cualquier ejercicio para mejorar nuestra espalda:

  • Comenzar gradualmente cualquier programa nuevo de ejercicios.
  • Calentar y estirar antes de comenzar.

En cuanto al entrenamiento de fortalecimiento muscular, podría parecer contrario a la lógica estresar deliberadamente el músculo en pacientes con dolor muscular. Sin embargo, la evidencia cuestiona la suposición de que  entrenar la fuerza empeora el dolor en fibromialgia.

La evidencia más reciente indica que el entreno de la fuerza  adaptado a las necesidades individuales,  obtiene mejoras valiosas en fibromialgia.

Es importante que entrenamiento de fuerza sea prescrito por un profesional cualificado y personalizado a cada paciente.

El entrenamiento de fuerza es un tipo de ejercicio en el que se usa resistencia progresiva para mejorar la fuerza muscular. La resistencia se puede manipular con pesos libres o mecánicos, bandas o tubos elásticos, o incluso con el propio peso corporal. El entrenamiento de resistencia no solo desarrolla la fuerza y ​​la masa muscular, sino que también produce mejoras en el equilibrio, la coordinación y la agilidad.

Otras modalidades de ejercicio

Los estudios indican que el tai chi tiene potencial como modalidad útil en el tratamiento multidimensional de la fibromialgia. El tai chi, mejora los síntomas, la función física, la calidad del sueño, la autoeficacia y la movilidad funcional de las personas con fibromialgia.  Lo que sugiere que el tai chi puede ayudar a minimizar las dificultades para realizar tareas esenciales de actividad física diaria.

Fibromialgia

Tanto los ejercicios acuáticos como la balneoterapia se consideran intervenciones no farmacológicas para la fibromialgia. Los ejercicios acuáticos (ejercicios a base de agua, terapia acuática o hidroterapia) son ejercicios que se realizan en el agua, diseñados por un fisioterapeuta debidamente calificado, para mejorar la función, idealmente en una piscina especialmente diseñada y adecuadamente climatizada

Recomendaciones finales ejercicio-fibromialgia

En un artículo publicado en Arthritis Research & Therapy , Larsson et al.  presentaron algunos consejos generales para los pacientes en materia de ejercicio:

  • Tenga en mente un objetivo de entrenamiento bien definido y concéntrese en entrenar de manera consistente en lugar de intensiva. 
  • Limite el trabajo del brazo por encima de la cabeza y los ejercicios realizados con las extremidades más alejadas de la línea media del cuerpo. 
  • No intente hacer un entrenamiento de fuerza durante un brote de síntomas. 
  • No intente entrenamientos de alta intensidad basados ​​en energía (por ejemplo, pilometría, CrossFit, bootcamps). 
  • Limite las posturas que provocan dolor trabajando dentro de las líneas articulares naturales
  • Evite la necesidad de entrenar demasiado los días en que se sienta mejor. 
  • Por último, vincule un ejercicio con una actividad que le guste o realice con regularidad para aumentar la probabilidad de que el ejercicio se convierta en un hábito de por vida.

Sobre Antonio Valenzuela

Antonio Valenzuela es fisioterapeuta, experto en psiconeuroinmunologia clínica, fitoterapia y nutrición. Antonio es profesor, conferenciante y divulgador sobre un estilo de vida saludable. Colabora con Green Club aportando información profesional, actual y contrastada sobre diversos temas relacionados con la salud y el bienestar.

Para seguir sus consejos en redes sociales, puedes encontrarlo en @antoniovalenzuelacanovaca

Ahorra el 20% de descuento en Green Club

¡Recuerda! Si te interesa algunos de nuestros productos naturales para el aparato digestivo, puedes comprarlos usando el código A.VALENZUELA para obtener un 20% de descuento

REFERENCIAS

Busch AJ, Schachter CL, Overend TJ, Peloso PM, Barber KA. Exercise for fibromyalgia: a systematic review. J Rheumatol. 2008 Jun;35(6):1130-44.

Bellato E, Marini E, Castoldi F, et al. Fibromyalgia syndrome: etiology, pathogenesis, diagnosis, and treatment [published correction appears in Pain Res Treat. 2013;2013:960270]. Pain Res Treat. 2012;2012:426130. doi:10.1155/2012/426130

Sosa-Reina MD, et al. Effectiveness of Therapeutic Exercise in Fibromyalgia Syndrome: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials. Biomed Res Int. 2017;2017:2356346.

Peñacoba C, Pastor M-Á, López-Roig S, Velasco L, Lledo A. Walking Beliefs in Women With Fibromyalgia: Clinical Profile and Impact on Walking Behavior. Clinical Nursing Research. 2017;26(5):632-650.

O’Connor SR, et al. Walking exercise for chronic musculoskeletal pain: systematic review and meta-analysis. Arch Phys Med Rehabil. 2015 Apr;96(4):724-734.e3.

Jones, K.D. Recommendations for resistance training in patients with fibromyalgia. Arthritis Res Ther 17, 258 (2015)

Jones KD, Sherman CA, Mist SD, Carson JW, Bennett RM, Li F. A randomized controlled trial of 8-form Tai chi improves symptoms and functional mobility in fibromyalgia patients. Clinical Rheumatology. 2012;31(8):1205–1214.

Wang C, Schmid CH, Rones R, et al. A randomized trial of tai chi for fibromyalgia. The New England Journal of Medicine. 2010;363(8):743–754

Verhagen AP, Cardoso JR, Bierma-Zeinstra SM. Aquatic exercise & balneotherapy in musculoskeletal conditions. Best Practice & Research Clinical Rheumatology. 2012;26:335–343.

Larsson, A., Palstam, A., Löfgren, M. et al. Resistance exercise improves muscle strength, health status and pain intensity in fibromyalgia—a randomized controlled trial. Arthritis Res Ther 17, 161 (2015).

folder_openBienestar emocional, Rendimiento deportivo
commentNo hay comentarios

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú