Todo sobre la Fibromialgia

Junto a Antonio Valenzuela, hablamos de la fibromialgia, un síndrome que causa gran malestar a quien la sufre. Haremos un ciclo de 4 artículos en los que desgranamos la fibromialgia, ¡este es solo el primero! En él abordamos extensamente las causas y síntomas de la fibromialgia así como tratamientos disponibles.

La fibromialgia es una síndrome crónico de causa desconocida que cursa principalmente con dolor, fatiga e interrupción del sueño. Si bien la fibromialgia es tratada con fármacos, la evidencia científica pone de manifiesto como un enfoque multidisciplinario basado en un estilo de vida saludable es fundamental. En este sentido son efectivos tratamientos no farmacológicos, como el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza, los ejercicios acuáticos y balneoterapia, la terapia cognitivo-conductual, una alimentación saludable y determinados suplementos nutricionales.

¿Qué es la fibromialgia?

Lo que hoy se define como fibromialgia ya fue descrito por Gowers en 1904 ( bajo el término de  “fibrositis” ). Pero no fue hasta 1990 cuando el comité del American College of Rheumatology (ACR) redactó sus criterios diagnósticos ampliamente utilizados (ligeramente modificados en 2011).

La fibromialgia es un síndrome crónico caracterizado por dolor generalizado, presencia de múltiples puntos con mayor sensibilidad, rigidez articular y síntomas sistémicos como insomnio, fatiga, trastornos del estado de ánimo, disfunción cognitiva y sequedad de las mucosas. Todo ello sin una enfermedad orgánica subyacente bien definida. 

Si bien, la mayoría de los casos se diagnostican en mujeres de mediana edad, la fibromialgia afecta a otros segmentos de edad y a los hombres.  Se ha estimado que la prevalencia de la fibromialgia es de alrededor del 1% -2% (3,4% para las mujeres y 0,5% para los hombres). Sin embargo, sigue siendo una condición poco conocida y difícil de diagnosticar. Hasta tal punto que muchos profesionales de la salud se llegaron a cuestionar si la fibromialgia era real. 

Sintomatología de la fibromialgia

El dolor es el principal síntoma de la fibromialgia. Puede oscilar desde un leve malestar hasta ser casi insoportable, en cualquiera caso, el dolor es lo que caracteriza a la fibromialgia.

Esta causa lo que se conoce como «áreas dolorosas” (existen 19 áreas en total) . El dolor en estas regiones se siente como un dolor sordo constante, a menudo con sensación de rigidez, entumecimiento y hormigueos. Frecuentemente el dolor se concentra en puntos específicos como la nuca, parte superior de los hombros, esternón, trocánteres, rodillas y parte externa de los codos.

Causas de la fibromialgia
Áreas corporales incluidas en la escala del Índice del dolor generalizado de los criterios de diagnóstico de 2010 del ACR
Arthritis Care and Research 2010;62(5):600-610



Otros síntomas muy comunes son:

  • Cansancio y fatiga persistentes y generalizados.
  • Debilidad muscular.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Sueño no reparador (despertar con la sensación de no haber descansado lo suficiente)
  • Dolores de cabeza.
  • Zumbido de oídos.
  • Sensación de inestabilidad.
  • Ansiedad y depresión.
  • Problemas de concentración (niebla mental)
  • Sequedad generalizada de las mucosas (boca, ojos, vagina, etc.)
  • Otros síntomas adicionales pueden estar asociados con esta afección como es el caso del Fenómeno de Raynaud, enfermedad del intestino irritable e intolerancia al calor y al frío.

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia?

La etiología de la fibromialgia aún no está del todo clara pero las técnicas modernas de neuroimagen funcional están proporcionando datos importantes sobre el papel protagonista tanto de sistema nervioso central como del vegetativo en el desarrollo de la enfermedad.

Dichos estudios han puesto de manifiesto como las personas con fibromialgia, sufren una hiperactivación de las áreas responsables del dolor a nivel cerebral. Esto da lugar a un fenómeno conocido como sensibilización central, en el que el cerebro interpreta como señales de dolor determinados estímulos que no deberían desencadenar dicha respuesta.

El sistema nervioso y la fibromialgia

Además de los mecanismos neuronales aumentados, en los cerebros de los pacientes con fibromialgia se observan fenómenos inflamatorios (alteración del sistema inmune) así como desequilibrios bioquímicos, principalmente en la vía de la serotonina, la cual tiene un papel importante en la modulación del dolor. Estos fenómenos contribuyen a la alteración en la modulación del dolor que se observa en la fibromialgia.

Sin embargo, la investigación disponible todavía no identifica una causa exacta de la misma.  Según las últimas investigaciones, la causa parece ser una teoría de impactos múltiples en la que muchos factores contribuyen al desarrollo de la fibromialgia de una manera única involucrando una predisposición genética (características hereditarias), infecciones, traumas físicos, experiencias personales, factores emocionales-cognitivos, la relación mente-cuerpo y una capacidad biopsicológica para enfrentar el estrés. 

Los factores desencadenantes más comunes para desarrollarla

Las infecciones parecen ser capaces de inducir fibromialgia incluso si no se documenta una relación causal directa. Se ha documentado como la gripe, la neumonía, las infecciones gastrointestinales, como las causadas por las bacterias Salmonella y Shigella , y el virus de Epstein-Barr, tienen posibles vínculos con la fibromialgia.

Recientes investigaciones (Clos-Garcia et al.)  han puesto de manifiesto como las bacterias intestinales pueden jugar un papel importante en el desarrollo de la fibromialgia debido al eje intestino-cerebro. Se ha encontrado como los pacientes con fibromialgia tienen menor diversidad de bacterias intestinales, así como un sobre crecimiento de determinadas colonias de bacterias productoras de glutamato (una sustancia que puede alterar las vías del dolor a nivel cerebral.

Otros estudios han demostrado que las personas que atraviesan un trauma físico o emocional severo pueden desarrollar fibromialgia. Especialmente importante es observar como los traumas emocionales infantiles aumentan el riesgo de padecer fibromialgia en la edad adulta.

Factores de riesgo de la fibromialgia

Determinados factores aumentan el riesgo de desarrollar fibromialgia:

  • Género: La fibromialgia es más prevalente entre las mujeres.
  • Edad: El riesgo de desarrollarla aumenta con la edad.
  • Historia familiar: Si tiene familiares cercanos con fibromialgia, es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollarla.
  • Enfermedad. Aunque la fibromialgia no es una enfermedad autoinmune, sufrir lupus o artritis reumatoide puede aumentar el riesgo de padecer también fibromialgia.

Diagnóstico de la fibromialgia

La fibromialgia es la tercera afección musculoesquelética más frecuente y su prevalencia aumenta con la edad. Sin embargo, aunque el diagnóstico ha mejorado en los últimos años, una proporción considerable de médicos aún no logra reconocer el síndrome. 

El diagnóstico es típicamente clínico (no hay anomalías de laboratorio) y el médico debe concentrarse en el dolor y sus características. Este proceso se centra en observar si el paciente ha tenido generalizado durante 3 meses o más. “Generalizado” significa que el dolor está en varías áreas de su cuerpo de forma bilateral tanto en el cuadrante superior como en el inferior. Después de un examen completo, se debe concluir que ninguna otra afección le está causando dolor.

Es obligatorio un diagnóstico diferencial cuidadoso: la fibromialgia no es un diagnóstico de exclusión, aunque algunos proveedores de atención médica lo han etiquetado como tal. 

En lugar de asumir un diagnóstico de fibromialgia, hay que descartar otros diagnósticos potenciales. Los más habituales a considerar en pacientes que presentan síntomas de fibromialgia son los trastornos de salud mental, el hipotiroidismo, la artritis reumatoide, la disfunción suprarrenal y el mieloma múltiple.

  • Es importante resaltar que ninguna prueba de laboratorio puede detectar la fibromialgia.

Tratamiento de la fibromialgia

Dado que la etiopatogenia, los criterios de diagnóstico y los criterios de clasificación de la fibromialgia aún son objeto de debate, en consecuencia, también lo son las estrategias para tratar esta patología. 

Los objetivos del tratamiento son aliviar el dolor, aumentar el sueño reparador y mejorar la función física mediante la reducción de los síntomas asociados.

Los múltiples componentes de la patogenia y el mantenimiento de la afección requieren un enfoque de tratamiento multidisciplinario en el que se debe tener en cuenta tanto los fármacos (en particular antidepresivos y antiepilépticos neuromoduladores) como el tratamiento no farmacológico, como el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza, los ejercicios acuáticos y balneoterapia, la terapia cognitivo-conductual, una alimentación saludable y determinados suplementos nutricionales. Además de tener en cuenta terapias emergentes como la estimulación cerebral, la ozonoterapia y la cámara de oxígeno hiperbárico.

Remedios para la fibromialgia

Dentro de los suplementos nutricionales, los más usados en fibromialgia serían la Coenzima Q10, el triptófano (5HTP), la melatonina, magnesio, te verde y aceite de pescado rico en Omega 3.

Es importante resaltar como la mayoría de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos y los opioides tienen un beneficio limitado.

Puntos clave

  • Se caracteriza por dolor crónico generalizado, fatiga, alteraciones del sueño y síntomas funcionales. 
  • Es un síndrome bastante común en la población general, alcanzando una prevalencia del 2-3% en todo el mundo.
  • La patogenia de la fibromialgia no se comprende completamente; Las hipótesis afirman que la predisposición genética, los acontecimientos vitales estresantes, los mecanismos periféricos (inflamatorios) y centrales (cognitivo-emocionales) interactúan para crear la percepción alterada del dolor debido a modificaciones neuromorfológicas (“sensibilización central”).
  • Debido a la subjetividad de los síntomas y la falta de pruebas de laboratorio, el diagnóstico es clínico y los criterios diagnósticos están en constante evolución; el diagnóstico precoz y la prevención siguen siendo objetivos difíciles de alcanzar.
  • El tratamiento debe ser multifactorial y basado en cinco pilares (educación del paciente, estado físico, nutricional, farmacoterapia y psicoterapia); el abordaje debe ser individualizado, basado en síntomas y escalonado, estableciendo objetivos compartidos con el paciente.

Redactado por Antonio Valenzuela

Antonio Valenzuela es fisioterapeuta, experto en psiconeuroinmunologia clínica, fitoterapia y nutrición. Antonio es profesor, conferenciante y divulgador sobre un estilo de vida saludable. Colabora con Green Club aportando información profesional, actual y contrastada sobre diversos temas relacionados con la salud y el bienestar.

Para seguir sus consejos en redes sociales, puedes encontrarlo en @antoniovalenzuelacanovaca

Ahorra el 20% en Green Club

¡Recuerda! Si te interesa algunos de nuestros calmantes y relajantes naturales, puedes comprarlos usando el código A.VALENZUELA para obtener un 20% de descuento

Referencias

Bazzichi L, Giacomelli C, Consensi A, Giorgi V, Batticciotto A, Di Franco M, Sarzi-Puttini P. One year in review 2020: fibromyalgia. Clin Exp Rheumatol. 2020 Jan-Feb;38 Suppl 123(1):3-8. Epub 2020 Feb 21. PMID: 32116216.

Galvez-Sánchez CM, Reyes del Paso GA. Criterios de diagnóstico para la fibromialgia: revisión crítica y perspectivas futuras. Revista de Medicina Clínica . 2020; 9 (4): 1219.

Sarzi-Puttini, P., Giorgi, V., Marotto, D. et al. Fibromyalgia: an update on clinical characteristics, aetiopathogenesis and treatment. Nat Rev Rheumatol 16, 645–660 (2020)

Bellato E, Marini E, Castoldi F, et al. Fibromyalgia syndrome: etiology, pathogenesis, diagnosis, and treatment [published correction appears in Pain Res Treat. 2013;2013:960270]. Pain Res Treat. 2012;2012:426130. doi:10.1155/2012/426130

Wolfe F, Clauw DJ, Fitzcharles MA, et al. The American College of Rheumatology preliminary diagnostic criteria for fibromyalgia and measurement of symptom severity. Arthritis Care and Research. 2010;62(5):600–610. 

Borchers AT, Gershwin ME. Fibromyalgia: A Critical and Comprehensive Review. Clin Rev Allergy Immunol. 2015 Oct;49(2):100-51.

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú