Guía completa de Probióticos

Beneficios de los Probióticos

Los probióticos son una de las soluciones naturales más ampliamente investigadas para la salud intestinal. Pero la evidencia científica pone de manifiesto que los muchos beneficios de los probióticos no son solo para el intestino, sino para todo el cuerpo.

En esta guía completa de probióticos, aprenderás todo lo que necesita saber sobre los probióticos, incluidos, los mejores suplementos probióticos y cómo usarlos, junto con los principales beneficios probióticos que existen.

La importancia de la Microbiota

La  microbiota o flora intestinal  es el nombre que recibe la comunidad compleja de microorganismos que viven en nuestro intestino. De hecho, el intestino humano contiene cientos de diferentes tipos de microorganismos, hasta 1.500, según algunas estimaciones, los más abundantes son los lactobacilos y las bifidobacterias. La mayor parte de la microbiota se encuentra en el colon o intestino grueso, que es la última parte de su tracto digestivo.

El impacto de la microbiota en nuestra salud va más allá del intestino. La flora intestinal cumple importantes funciones para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. Sorprendentemente, las actividades metabólicas de la microbiota se parecen a las de un órgano. Por esta razón, algunos científicos se refieren a la flora intestinal como el «órgano olvidado».

La microbiota es fundamental para un correcto funcionamiento del aparato digestivo ya que favorece el ritmo intestinal, para que no se produzcan episodios de diarrea o de estreñimiento, contribuye a la correcta absorción de nutrientes en el intestino, además de reforzar la pared intestinal frente a agresiones de agentes externos como virus y bacterias.

Además, la microbiota, cumple con importantes funciones metabólicas.

Funciones metabólicas de la microbiota

  • Fabrica vitaminas, incluida la vitamina K y algunas de las vitaminas B.
  • Además de neurotransmisores como la serotonina y el GABA
  • Mejora la absorción de minerales como el magnesio, calcio y el hierro.
  • Metaboliza sustancias cancerígenas.

También convierte la fibra fermentable en ácidos grasos de cadena corta como el butirato, propionato, y acetato. Estos ácidos grasos de cadena corta alimentan la pared intestinal y realizan muchas funciones metabólicas y neurológicas. Estas grasas también estimulan el sistema inmunológico, tienen una importante función anti-inflamatoria y fortalecen la pared intestinal. Esto puede ayudar a prevenir que sustancias no deseadas entren en su cuerpo y provoquen una respuesta inmune.

La microbiota equilibrada

La clave para que la microbiota ayude a nuestro organismo, es que esté formada por una determinadas especies, en una determinada cantidad y que cada una ocupe su sitio específico dentro de nuestro organismo.

Cuando el equilibrio de este ecosistema se rompe o se altera, la comunidad bacteriana altera su acción metabólica y no es que no sea capaz de preservar el estado de salud de la persona afecta, sino que puede incluso predisponer a patologías. A este desequilibrio en nuestra flora bacteriana es conocido como disbiosis.

Factores como el tipo de alimentación (por ejemplo, rica en hidratos de carbono refinados, azucar, edulcorantes artificiales, emulsionantes y demás sustancias presentes en la comida procesada), el uso de fármacos, el estrés y el envejecimiento.

Los estudios demuestran que una microbiota desequilibrada está relacionada con numerosas enfermedades. Estas enfermedades incluyen  entre otras obesidad, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, enfermedad cardíaca, cáncer colorrectal, Alzheimer y depresión.

Incorporando probióticos naturales a nuestra dieta pero podemos mejorar y regenerar nuestra microbiota, asegurando que nuestro «órgano olvidado» funcione de manera óptima.

¿Qué son los probióticos?

Pro= a favor de/ biótico=vida

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren, proporcionan numerosos beneficios para la salud. Generalmente son bacterias, pero ciertos tipos de levaduras también pueden funcionar como probióticos.

  • Podemos encontrar probióticos tanto en los alimentos fermentados como en suplementos
Los probióticos son microorganismos vivos como bacterias o levaduras

Alimentos probióticos

Para la mayoría, el consumo diario de alimentos ricos en bacterias beneficiosas es suficiente para restablecer y mantener una microbiota saludable.

  • Los alimentos probióticos incluyen yogur y kefir de calidad,  los encurtidos, la kombucha, el miso, chucrut, el Tempeh.

Suplementos probióticos

Sin embargo, para aquellas personas que tienen significantemente comprometida su microbiota debido a un historial de uso de antibióticos (sobretodo a edades tempranas), mala dieta, infecciones intestinales, sedentarismo, estrés crónico y otras condiciones como la enfermedad inflamatoria intestinal, se hace necesario un suplemento de probióticos. 

Tomar un suplemento probiótico de calidad es una excelente manera de mejorar la microbiota intestinal. Docenas de diferentes bacterias probióticas ofrecen beneficios para la salud. Las bacterias con acción probiótica más comunes incluyen las del género “Lactobacillus” y “Bifidobacterium”. Estos géneros son nuestro colaboradores y amigos.

Beneficios para la salud de los probióticos

Cuando se administran en la cantidad indicada, los probióticos mejoran el equilibrio de la microbiota intestinal resultando muy provechosos para nuestra salud. Los estudios sugieren que el consumo de probióticos tiene un amplio espectro de efectos positivos, incluyendo una reducción de la inflamación, mejora de trastornos gastrointestinales (diarrea y estreñimiento), mejoran la salud del sistema inmune, minimizan o incluso revierten la intolerancia a lactosa e incluso reducen la ansiedad y mejoran la función cognitiva.

A continuación te enumeramos los diferentes bef¡neficios:

Digestivos

Al favorecer el proceso de la digestión, los probióticos alivian los trastornos digestivos como los gases, el estreñimiento, la diarrea o algunas enfermedades infecciosas que se dan en el intestino. Además, los probióticos pueden combatir las infecciones por Helicobacter pylori.

Nota: Existe un probiótico específico, conocido como Lactobacillus  reuteri DSM 17648 que ha demostrado un  potencial de suprimir la infección por H. pylori y puede conducir a una mejora de los síntomas gastrointestinales asociados con dicha infección.

Los probióticos sirven también para mejorar la absorción de nutrientes como el calcio, el hierro y el magnesio por nuestro organismo, además de colaborar en la producción de vitaminas, de enzimas digestivas y de ácidos grasos de cadena corta que son los que reducen el ph del tubo digestivo, estimulando así la motilidad intestinal.

Beneficios a nivel de inmunidad e inflamación

Debido a que la inflamación crónica está en la raíz de muchas enfermedades y condiciones de salud,  el hecho de que los probióticos  ayuden a la prevención de la inflamación del intestino y del organismo en general, es crucial para nuestra salud.

Además, los probióticos, refuerzan nuestro sistema inmunitario al evitar la proliferación de microorganismos nocivos, reducen los efectos negativos de los antibióticos, reducen la incidencia de las infecciones por levaduras, vaginitis y la candidiasis, tienen una acción terapéutica para las infecciones virales de las vías respiratorias.

Nota: Según los estudios, un probiótico conocido como Lactobacillus crispatus colabora en la restitución del equilibrio de la microbiota vaginal constituyendo una alternativa, sin efectos secundarios, para el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal, la vaginosis bacteriana y otras infecciones vaginales.

Cutáneos

Existe evidencia de que los probióticos pueden ser útiles para mejorar la salud de la piel ante diversas condiciones como el eczema de los jóvenes, el acné y la rosácea.

Mentales

El uso de las cepas probióticas Lactobacillus helveticus y Bifidobacterium longum han demostrado, en estudios clínicos, reducir los síntomas de ansiedad y depresión en personas con depresión clínica.

Cardiovasculares

Los estudios han demostrado que varios probióticos podrían mejorar la salud cardiovascular al reducir los niveles de colesterol LDL total y «malo» y la presión arterial.

De salud bucodental

Según la evidencia científica, el uso de probióticos podría ser una nueva opción potencial para mejorar la salud bucodental.  Ensayos controlados aleatorios en humanos sugieren que ciertas cepas probióticas pueden ayudar en la prevención de caries, enfermedad periodontal y actuar como un remedio para el mal aliento (halitosis).

De pérdida de peso

Aunque se necesita más investigación,  existen resultados esperanzadores sobre el uso de ciertas cepas de probióticos como Lactobacillus gasseri, Lactobacillus rhamnosus y Bifidobacterium lactis   para ayudar a las personas a perder peso.

Posibles efectos secundarios y precauciones sobre los probióticos

Los resultados de los estudios han puesto de manifiesto que los probióticos se asocian con muy pocos efectos secundarios y una gran cantidad de beneficios. Generalmente son bien tolerados y se consideran seguros para la mayoría de las personas.

Si bien, en los primeros días de uso, los suplementos  de probióticos pueden causar síntomas digestivos leves como gases y ligeras molestias abdominales, pero esto debería disminuir tras unos días de uso.

La personas con ciertas afecciones médicas que cursan con  sistemas inmunitarios comprometidos deben de consultar con su médico antes de tomar un suplemento de probióticos.

Conclusiones sobre los beneficios para la salud de los probióticos

Mantener una microbiota saludable es más que tomar un suplemento de probióticos. Sabemos que muchos factores del estilo de vida como la dieta, el estrés o el ejercicio afectan nuestras bacterias intestinales. Sin embargo, los suplementos de probióticos ofrecen una amplia gama de beneficios para la salud con pocos efectos secundarios, por lo que si te interesa mejorar tu microbiota, valdría la pena probarlos.

Es importante tener en cuenta que, diferentes probióticos abordan diferentes condiciones de salud. Por lo tanto, elegir el tipo o tipos correctos de probióticos es esencial, según el efecto que queramos conseguir con ellos.

Sobre Antonio Valenzuela

Antonio Valenzuela es fisioterapeuta, experto en psiconeuroinmunologia clínica, fitoterapia y nutrición. Antonio es profesor, conferenciante y divulgador sobre un estilo de vida saludable. Colabora con Green Club aportando información profesional, actual y contrastada sobre diversos temas relacionados con la salud y el bienestar.

Para seguir sus consejos en redes sociales, puedes encontrarlo en @antoniovalenzuelacanovaca

Si tienes una duda, sugerencia o simplemente quieres disfrutar de nuestro contenido de calidad no dudes en seguirnos en Instagram y Facebook

Referencias

  1. Hill C et al. Expert consensus document. The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics consensus statement on the scope and appropriate use of the term probiotic. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2014 Aug;11(8):506-14.
  2. O’Hara AM, Shanahan F. The gut flora as a forgotten organEMBO Rep. 2006;7(7):688-93.
  3. Derrien M, Veiga P. Rethinking Diet to Aid Human-Microbe Symbiosis. Trends Microbiol. 2017 Feb;25(2):100-112.
  4. Sekirov l et al. Gut microbiota in health and disease. Physiol Rev. 2010 Jul;90(3):859-904.
  5. Buckley M, Lacey S, Doolan A, Goodbody E, Seamans K. The effect of Lactobacillus reuteri supplementation in Helicobacter pylori infection: a placebo-controlled, single-blind study. BMC Nutr. 2018 Dec 7;4:48.
  6. Levy, M., Kolodziejczyk, A. A., Thaiss, C. A., & Elinav, E. (2017). Dysbiosis and the immune system. Nature Reviews Immunology, 17(4), 219–232. doi-10.1038/nri.2017.7
  7. Lepargneur JP. Lactobacillus crispatus as biomarker of the healthy vaginal tract. Ann Biol Clin (Paris). 2016 Aug 1;74(4):421-7.
  8. Wallace CJK, Milev RV. The Efficacy, Safety, and Tolerability of Probiotics on Depression: Clinical Results From an Open-Label Pilot Study. Front Psychiatry. 2021 Feb 15;12:618279. 
  9. Quigley, E. M. M. (2010). Prebiotics and probiotics; modifying and mining the microbiota. Pharmacological Research, 61(3), 213–218.

Noticias Relacionadas

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú