Qué es un golpe de calor y como evitarlo

folder_openCuidado personal
commentNo hay comentarios
golpe-de-calor-evitarlo

España es uno de los países mas afectados por las olas de calor en Europa, y por tanto uno de los más sensibles a el golpe de calor.

golpe-de-calor-evitarlo
España es uno de los países más afectados por las olas de calor

Este, es un mal, a menudo, resultado de un comportamiento negligente a la hora de cuidarse, que tiende a cebarse con los más vulnerables. O lo que es lo mismo: niños y ancianos y mascotas, a quienes debemos siempre vigilar con especial cariño y atención.

Golpe de calor, ¿Qué es en realidad?

Un golpe de calor, también conocido con los nombres de shock térmico o insolación, es un caso grave de hipertermia. O lo que es lo mismo, una subida drástica de la temperatura corporal que rebasa los límites de lo saludable.

golpe-de-calor-evitarlo
Un golpe de calor es una subida drástica de la temperatura corporal que rebasa los límites de lo saludable

Más concretamente, esta grave lesión se produce al alcanzar el organismo los 40 grados centígrados (104 grados en la escala de Fahrenheit). Todo por un fallo de termorregulación durante un largo periodo de tiempo.

¿Cómo de grave es un golpe de calor?

Por desgracia, estamos ante la peor lesión que puede producirse a causa del calor. Se trata, además, de algo muy perjudicial no solo por sus efectos, si no por la velocidad con que puede producirse si lo comparamos con otras dolencias.

Se considera una urgencia médica, debido a que es de aparición rápida; generalmente, entre una y seis horas. Pero eso no es lo peor.

La evolución de un golpe de calor puede ser fatal. Eso si no se trata con celeridad en menos de veinticuatro horas.

Síntomas de un golpe de calor

Como mencionábamos antes, es vital cuidar y observar a los más vulnerables entre nuestros seres queridos. Nos referimos a niños y lactantes, además de, por supuesto, nuestros mayores.

En esta vigilancia, es vital por tanto conocer los síntomas de un golpe de calor, a fin de poder reaccionar a tiempo y minimizar los daños.

En las primeras etapas de esta lesión, suelen aparecer los dolores de cabeza. Estos pueden o no venir acompañados de una sensación de mareo. Por lo que no es extraño que aparezcan también náuseas o incluso vómitos.

Posteriormente, los síntomas solo empeoran. La temperatura corporal se dispara, apareciendo los calambres y las convulsiones. Y tampoco es raro que se produzca la desorientación o la alteración de la conciencia.

En este punto, es de extremada urgencia actuar con celeridad para evitar que el cuerpo, como una máquina sobrecalentada, sufra un colapso.

Prevención contra un golpe de calor

Por descontado, en la medida de lo posible es necesario evitar la exposición a altas temperaturas. Pero esto no siempre es posible, sobre todo con las olas de calor, cada vez más frecuentes, que nos azotan.

Especialmente, hay que ser muy vigilantes en los meses de julio y agosto, cuando se produce una mayor incidencia de casos en España.

Si no podemos evitar hacer vida normal, trabajar o atravesar zonas en exceso calurosas, siempre podemos hacer uso de sombreros anchos o gorras para minimizar la exposición solar sobre nuestra cabeza, rostro y cuello.

golpe-de-calor-evitarlo
Podemos hacer uso de sombreros anchos o gorras para minimizar la exposición solar sobre nuestra cabeza, rostro y cuello

Pero, sin duda, la mejor manera de prevenir los golpes de calor es mediante una correcta y continua hidratación. Con frecuencia, los fallos de termorregulación suelen producirse por una falta de líquidos en nuestro cuerpo.

Beber, pero con cabeza

Beber agua u otros líquidos resulta pues fundamental. Moderando siempre, por descontado, el consumo de bebidas con alto porcentaje de alcohol.

Mucha gente no lo sabe, pero la ingesta de alcohol provoca una deshidratación en nuestro organismo por su efecto diurético. Esto retrasa la recuperación de los efectos del golpe de calor, especialmente en bebidas con un porcentaje de alcohol superior al 4% (y las cervezas, tan fresquitas y apreciadas en verano, suelen rondar los 4.5%).

Así que lo dicho: mucha agua, que, en su justa medida, en torno a los dos litros diarios, solo produce beneficios en nuestro organismo. Y además es la mejor aliada que tenemos contra los golpes de calor.

¡Protégete a ti y a los tuyos!

Si tienes una duda, sugerencia o simplemente quieres disfrutar de nuestro contenido de calidad no dudes en seguirnos en Instagram Facebook

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú