Fascitis Plantar – Recomendaciones con base científica

folder_openCuidado personal, Rendimiento deportivo
commentNo hay comentarios
fascitis plantar

FASCITIS PLANTAR

La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor en el talón. En Estados Unidos representa más de 1 millón de visitas anuales tanto a médicos de atención primaria como a especialistas en pies. En este artículo presentaremos las recomendaciones actuales basadas en evidencia científica,  en cuanto a remedios naturales se refiere, con el fin de orientar mejor a cualquiera que sufra de esta tediosa condición.

Echa un vistazo a los productos de nuestra tienda

Ir a la tienda

¿Qué es la fascitis plantar?

Fascitis plantar
http://orthoinfoaaos.org

La fascia plantar es una aponeurosis fibrosa gruesa que se origina en el tubérculo del calcáneo medial y ayuda a sostener el arco del pie. Cuando este tejido se inflama, por diversos motivos que explicaremos en el artículo, da lugar a un cuadro doloroso de la planta del pie conocido como fascitis plantar.

La fascitis plantar es la causa más común de dolor de talón en adultos.   Su sintomatología clásica incluye dolor en la región inferior del talón que, a menudo, se extiende hacia toda la planta del pie y dificultad para caminar. Los pacientes a menudo tienen un dolor particularmente intenso en los primeros pasos de la mañana o después de un período de descanso, como sentarse o acostarse. El dolor suele mejorar con el movimiento (cuando “calentamos la zona”) y empeora con los períodos prolongados de estar de pie quietos.

  • En la exploración física se suele encontrar dolor a la palpación sobre el tubérculo del calcáneo  y malestar con la dorsiflexión pasiva del primer dedo del pie.

¿Por qué se produce la fascitis plantar?

La fascitis plantar afecta tanto a personas sedentarias como atléticas y se cree que es el resultado de una sobrecarga crónica, ya sea por el estilo de vida o el ejercicio. Cuando se convierte en crónica, la fascitis plantar, puede mermar la calidad de vida del paciente, limitando la actividad física, generando, incluso,  aislamiento social.

  • Se cree que la sobrecarga de tracción repetitiva por estar de pie durante largos períodos de tiempo o correr provoca cambios inflamatorios en los tejidos de la planta del pie que pueden llegar a cronificarse.

Existen varios factores de riesgo involucrados en el desarrollo de una fascitis plantar. A efectos prácticos podríamos dividirlos entre anatómicos y ambientales

Factores de riesgo anatómicos:

  • Obesidad
  • Mala pisada (Pie plano, cavo, sobrepronación, etc.).
  • Tendón de Aquiles acortado
  • Dorsiflexión limitada del tobillo.
  • Debilidad de la musculatura de la planta del pie.

Ambientales    

  • Calzado inadecuado.
  • Caminar por superficies duras
  • Pasar demasiado tiempo de pie quietos.
  • No practicar estiramientos.
  • Mala técnica de carrera.
  • Los estudios ponen de manifiesto como la combinación de una limitación en la dorsiflexión del tobillo, acompañada de un exceso de  tensión de los músculos de la pantorrilla es uno de los factores principales implicados en el desarrollo de la fascitis plantar.

Tratamiento de la fascitis plantar.

Aunque existen métodos quirúrgicos para el tratamiento de la fascitis plantar, la cirugía puede tener múltiples complicaciones residuales, como dolor, deformidad del pie plano, daño del nervio calcáneo medial y cicatriz dolorosa plantar.  Es por todo ello, por lo que el tratamiento no quirúrgico, es siempre la primera elección.

Otros tratamientos médicos usado para la fascitis plantar serían la medicación antiinflamatoria y las infiltraciones de corticoides, toxina botulínica e inyecciones de plasma rico en plaquetas. 

A veces es necesario el uso de plantillas podológicas personalizadas para corregir posibles anomalías estructurales del pie.

Si bien, todos los tratamientos anteriores pueden tener su relevancia, la protagonista absoluta en el manejo de la fascitis plantar es la fisioterapia. Aunque la fisioterapia engloba el uso de modernas tecnologías como ondas de choque extracorpórea,  ultrasonidos o iontoforesis para reducir la inflamación y el dolor. Los estudios muestran como los ejercicios de estiramientos son el tratamiento más eficaz en la fascitis.

Además de mostrarse como la solución más eficaz,  mejorando no solo el dolor sino también el deterioro funcional general del pie y el tobillo. Sin duda es la más segura, sencilla y económica. Una vez que el paciente es instruido en los estiramientos, éste puede practicarlos por su cuenta en cualquier lugar

Ejercicios de estiramiento para la fascitis plantar.

La rigidez de los músculos de la pantorrilla es la principal causa de alteración biomecánica en la fascitis plantar, ya que  conduce a un aumento de la fuerza de tracción sobre la fascia plantar durante la fase de apoyo de la marcha.

En toda la literatura revisada, el estiramiento específico de los músculos de la pantorrilla (gastrocnemio y sóleo) tuvo los mejores resultados a largo plazo estadísticamente significativos

A continuación mostraremos algunos de los estiramientos más utilizados y respaldados por evidencia y. que los pacientes pueden hacer en casa para el manejo de la fascitis plantar.

Los ejercicios consistenestiramiento de gastrocnemio, sóleo y fascia plantar. La duración de cada ejercicio de estiramiento fue de 20 a 30 segundos, descansando entre ejercicios durante 10 segundos y repitiendo cada ejercicio durante 10 series. Pasaron un tiempo total para el ejercicio alrededor de 20 minutos por día, 5 días a la semana.

1º. Estiramiento de la  pantorrilla y fascia plantar con una toalla.

Realizaremos el estiramiento sentados colocando una toalla bajo la superficie del antepié. Sujetando los extremos de la toalla con nuestras manos, tiraremos de ellos hacia nosotros, manteniendo la rodilla estirada.

Fascitis plantar

Perm J . 2014; 18 (1): e105-e107

2º. Estiramiento de la pantorrilla en un escalón.

Sube ambos pies en una plataforma, un escalón, o un bordillo de la acera. Apoya únicamente las puntas, dejando el resto del pie al aire. El estiramiento consiste en dejar que los talones bajen con el peso del cuerpo, manteniendo las piernas relajadas.

Fascitis plantar

Ortho & Rheum Open Access 2018;11(2): 555810

3º. Estiramiento manual de la fascia plantar con masaje de fricción cruzada.

Estira con una mano la fascia plantar mientras masajeas la fascia plantar de manera transversal con los dedos índice y corazón de la otra mano. Busca puntos dolorosos y céntrate en ellos.

Fascitis plantar

Perm J . 2014; 18 (1): e105-e107

4º Automasaje de la fascia plantar con lata o pelota.

Rueda la pelota o una lata sobre la fascia plantar, ejerciendo cierta presión para masajear todas las estructuras. Lo ideal es que lo hagamos sobre una una superficie antideslizante, como una toalla

Es recomendable realizar el ejercicio al final del día, durante 1 minuto 3 veces con 30 segundos de reinicio entre ellas.

Fascitis plantar

Perm J . 2014; 18 (1): e105-e107

Carencia de vitamina D y fascitis plantar.

Aunque el desarrollo de una fascitis plantar se pueda explicar por causas biomecánicas, no hay que perder de vista otros aspectos.

Algunos estudios han puesto de manifiesto como pacientes con osteomalacia nutricional presentan síntomas y  signos de fascitis plantar.

La osteomalacia es una disfunción ósea,  que se caracteriza por una alteración de la mineralización del hueso, lo que conlleva un reblandecimiento del mismo. La osteomalacia se presenta a menudo debido a una falta de vitamina D, la cual ayuda al cuerpo a absorber el calcio necesario para mantener la fuerza y dureza de los huesos.

Cuando se produce una descalicifación del calcáneo (el hueso del talón), su capacidad para absorber impactos disminuye, lo que hace que puede inflamarse más fácilmente.

Debemos  sospechar de una deficiencia de vitamina D, cuando la persona sufre varias condiciones musculoesqueléticos a lo largo del tiempo (por ejemplo, fascitis plantar, dolor de cadera, dolor de espalda y dolor de rodilla), y cuando estas se manifiestan de manera bilateral y , a menudo, sin una causa aparente.

Conclusiones sobre la fascitis plantar.

Si bien, la fascitis plantar es la causa más común de dolor de talón en adultos.  Cuando se realiza un abordaje correcto, suele tener un buen pronóstico, siendo muy limitados los casos en los que se debe de recurrir a la cirugía.

Los estudios ponen de manifiesto como un programa de ejercicios de estiramiento domiciliarios es una solución eficaz para para reducir el dolor, mejorando la fuerza de los músculos tanto extrínsecos como intrínsecos del pie en pacientes con fascitis plantar.

En casos más persistentes, la fisioterapia y la podología pueden ser necesario.

Por último, dada la evidencia al respecto, una posible carencia  de vitamina D debería ser tenida en cuanta a la hora de abordar el tratamiento de una fasctitis plantar.

Sobre Antonio Valenzuela

Antonio Valenzuela es fisioterapeuta, experto en psiconeuroinmunologia clínica, fitoterapia y nutrición. Antonio es profesor, conferenciante y divulgador sobre un estilo de vida saludable. Colabora con Green Club aportando información profesional, actual y contrastada sobre diversos temas relacionados con la salud y el bienestar.

Para seguir sus consejos en redes sociales, puedes encontrarlo en @antoniovalenzuelacanovaca

Ahorra el 20% de descuento en Green Club

¡Recuerda! Si te interesa algunos de nuestros productos naturales para el aparato digestivo, puedes comprarlos usando el código A.VALENZUELA para obtener un 20% de descuento

Referencias:

  1. Luffy L, et al. Plantar fasciitis: A review of treatments. JAAPA. 2018 Jan;31(1):20-24.
  • Schwartz EN, Su J. Plantar fasciitis: a concise review. Perm J. 2014;18(1):e105-e107.
  • Boonchum H, Bovonsunthonchai S, Sinsurin K, Kunanusornchai W. Effect of a home-based stretching exercise on multi-segmental foot motion and clinical outcomes in patients with plantar fasciitis. J Musculoskelet Neuronal Interact. 2020;20(3):411-420.
  • Çil ET, Şaylı U, Subaşı F. Outpatient vs Home Management Protocol Results for Plantar Fasciitis. Foot Ankle Int. 2019 Nov;40(11):1295-1303.
  • Celik D, Kuş G, Sırma SÖ. Joint Mobilization and Stretching Exercise vs Steroid Injection in the Treatment of Plantar Fasciitis: A Randomized Controlled Study. Foot Ankle Int. 2016 Feb;37(2):150-6.
  • Lim AT, How CH, Tan B. Management of plantar fasciitis in the outpatient setting. Singapore Med J. 2016 Apr;57(4):168-70; quiz 171.
  • Paice EW, Hoffbrand BI. Nutritional osteomalacia presenting with plantar fasciitis. J Bone Joint Surg Br. 1987 Jan;69(1):38-40.
  • Sievenpiper JL, McIntyre EA, Verrill M, Quinton R, Pearce SH. Unrecognised severe vitamin D deficiency. BMJ. 2008;336(7657):1371-1374. doi:10.1136/bmj.39555.820394.BE
  • Danczak A. Aches and pains in primary care. Br J Gen Pract. 2010;60(574):374.
  1. Amr F A R, Ossama E, Amro S, Mohammed A E. Comparison between Platelet Rich Plasma and Corticosteroid Injection in Treatment of Plantar Fasciitis: A Systematic Review. Ortho & Rheum Open Access 2018;11(2): 555810.
folder_openCuidado personal, Rendimiento deportivo
commentNo hay comentarios

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú