Endometriosis: remedios naturales y consejos

folder_openCuidado personal
commentNo hay comentarios
endometriosis

La endometriosis es una afección ginecológica común que afecta hasta al 10 % de las mujeres en edad reproductiva.  Caracterizada por la presencia de tejido endometrial (el tejido que reviste al útero) fuera de la cavidad uterina. Comúnmente se asocia con dolor pélvico crónico e infertilidad. Aunque es una patología crónica de la que aún no se entiende la causa en su totalidad,  eso no significa que la afección tenga que mermar la calidad de la vida de quien la padece, ya que  hoy día existen tratamientos y remedios naturales efectivos para mejorarla.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una afección ginecológica que afecta a las mujeres en edad reproductiva  caracterizada por el crecimiento de un  tejido similar al tejido que forma el revestimiento del útero (tejido endometrial) fuera de la cavidad uterina. Este crecimiento anómalo de tejido endometrial, llamado implante endometrial, puede ocurrir en los ovarios, tejidos que recubren la pelvis y en el peritoneo (alrededor de los intestinos). Si bien no se conoce exactamente la causa de la endometriosis, sabemos que  factores hormonales, inflamatorios, e inmunológicos podrían estar detrás de esta patología.

La endometriosis afecta al 10-15% de todas las mujeres en edad reproductiva y al 70% de las mujeres con dolor pélvico crónico. Desafortunadamente, para muchas de estas mujeres a menudo hay un retraso en el diagnóstico  que redunda en un sufrimiento innecesario. Una correcta identificación de la enfermedad y el tratamiento oportuno pueden mitigar el dolor, prevenir la progresión de la enfermedad y así preservar la fertilidad

La endometriosis afecta al 10-15% de todas las mujeres en edad reproductiva

Los síntomas de la endometriosis

El dolor pélvico crónico de intensidad leve a grave es el síntoma más común de la endometriosis. El dolor suele empeorar con los cambios hormonales del ciclo menstrual, ya que afectan el tejido endometrial mal colocado, provocando que el área se inflame, duela e incluso aparezcan calambres abdominales.

Otros síntomas comunes en la endometriosis son:

  • Sangrado menstrual abundante y/o sangrado entre períodos
  • Dolor después de las relaciones sexuales
  • Malestar con las deposiciones
  • Dolor lumbar crónico que empeora con el ciclo menstrual
  • Problemas de fertilidad.

Diagnóstico de la endometriosis

Los síntomas de la endometriosis pueden ser similares a los síntomas de otras afecciones, como los quistes ováricos y la enfermedad inflamatoria pélvica. Un diagnóstico preciso y precoz es indispensable para un buen manejo de la patología.

Un historia  clínica detallada en la que se tengan en cuenta los factores de riesgo como historia familiar, no haber tenido embarazos, y alteraciones en la menstruación. Acompañada de un examen físico y de pruebas complementaria como ecografía o laparoscopia suelen ser suficientes para su correcto diagnóstico.

Tratamiento de la endometriosis

Aunque, como ya hemos visto, es una patología crónica de la que aún no se entiende la causa en su totalidad,  eso no significa que la afección tenga que mermar la calidad de la vida de quien la padece.  Hoy día existen opciones médicas como fármacos, terapia hormonal y cirugía disponibles si bien también existe remedios naturales efectivos para ayudar a reducir los  síntomas y mejorar el manejo de la endometriosis.

Remedios naturales para la endometriosis:

1. Ejercicio físico.

Resultados de diferentes estudios muestran que la práctica de ejercicio físico podría ser beneficiosa, al menos en parte, para el tratamiento de la endometriosis.

Estudios  en animales han demostrado una reducción del tamaño de las lesiones endometriósicas después del ejercicio físico independientemente de su frecuencia, con una mayor reducción en los grupos que practicaban actividad moderada e intensa. Además, estudios en humanos han puesto de manifiesto como el ejercicio regular se ha asociado con una reducción del 40% al 80% en el riesgo de endometriosis en varios estudios de casos y controles

endomentriosis
La práctica de ejercicio físico podría ser beneficiosa para el tratamiento de la endometriosis

2. Alimentación saludable

Según la evidencia científica, una mejor alimentación parece ser una herramienta prometedora en la prevención y el tratamiento de la endometriosis.

Para mejorar los síntomas de la endometriosis de forma natural, debemos comenzar por eliminar alimentos que provocan inflamación y han demostrado empeorar la endometriosis . Estos incluye productos, alimentos procesados, azúcares refinados, alcohol, carnes rojas y aceites vegetales de mala calidad (palma, girasol, soja, maíz, etc.).

Según una revisión de 2013, un menor consumo  verduras y grasas Omega 3 parece estar asociado con un aumento en el riesgo de desarrollar endometriosis. Por el contrario otros estudios han encontrado que existe una reducción significativa en el riesgo de desarrollar endometriosis en mujeres que consumen verduras y frutas frescas en abundancia.

Según la evidencia,  los alimentos con mayor impacto beneficioso en la endometriosis serían:

Vegetales:  De hoja verde, apio, cebolla, remolacha, brócoli, arándanos, nueces, cúrcuma y jengibre.

Alimentos ricos en magnesio  como las semillas de calabaza,  aguacate, almendras, plátanos, acelgas y espinacas, ayudan a calmar el dolor pélvico.

Grasas antiinflamatorias como el aceite de oliva, el aceite de onagra y los omega-3 presentes en las semillas de lino, semillas de chía, nueces y sobretodo en el pescado azul.

Según los estudios los suplementos de aceite de pescado ricos en Omega 3, son beneficiosos para el manejo de la endometriosis.


La evidencia científica también pone de manifiesto como una deficiencia de vitaminas del Grupo B (sobretodo de vitamina B6) y de vitamina D contribuyen al desarrollo de la endometriosis.

3. Fitoterapia.

Sabemos que la fitoterapia puede ayudarnos a aliviar los síntomas de algunas patologías concretas. Las plantas medicinales y los elementos presentes en la naturaleza nos proporcionan principios activos muy beneficiosos para la endometriosis.

La Cimicifuga racemosa (L.) se ha usado tradicionalmente para el tratamiento de diversos trastornos ginecológicos, entre ellos la endometriosis, siendo efectiva para reducir la congestión y el dolor de la zona pélvica.

Además, las infusiones como la  Salvia y la Verbena ayudan a equilibrar las hormonas de forma natural , reducen el dolor pélvico y los calambres.

Conclusiones sobre la endometriosis

La endometriosis es una patología crónica de la que aún no se entiende la causa en su totalidad. Desafortunadamente, los síntomas de la endometriosis ocurren en un gran porcentaje de mujeres en edad reproductiva, pero esto no significa que la afección tenga que mermar la calidad de la vida de quien la padece, ya que  hoy día existen tratamientos y remedios naturales efectivos para controlar el dolor y los problemas de fertilidad.

El ejercicio físico, un mayor consumo de frutas, verduras, Omega 3 y cereales integrales así como determinadas plantas medicinales (salvia, cimicífuga racemosa, etc.) ejercen un efecto protector, reduciendo el riesgo de desarrollo y posible regresión de la enfermedad. 

Si tienes una duda, sugerencia o simplemente quieres disfrutar de nuestro contenido de calidad no dudes en seguirnos en Instagram y Facebook

REFERENCIAS

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú