DIETA FLEXIBLE

dieta

¿En qué consiste y cuáles son los beneficios de la dieta flexible?

Es posible que hayas escuchado hablar de la dieta flexible y te habrás preguntado qué es y cómo se hace.

Lo primero que debemos tener en cuenta, como en cualquier dieta, es que no es para todo el mundo. Una alimentación equilibrada implica necesariamente tener en cuenta factores como la edad, el sexo, la etapa de la vida, el nivel de actividad física, y por supuesto los objetivos que se persiguen.

Echa un vistazo a los productos de nuestra tienda

Ir a la tienda

La Dieta flexible es una estrategia para perder peso sin necesidad de llevar una dieta rígida y aburrida, respetando el poder de decidir lo que comemos.

También puedes leer la Dieta Mediterránea

dieta

¿En qué consiste la dieta flexible?

Se basa en dos principios fundamentales: para perder peso es necesario mantener una distribución de macronutrientes equilibrada y el balance calórico semanal debe ser negativo. Si eres fiel a estas dos premisas, puedes comer “lo que quieras”.

Este último concepto es el que conviene matizar. Comer “lo que quieras” no es comer productos ultra-procesados, helados, chocolatinas, pizzas, snacks… y todo lo que pilles el fin de semana para “desquitarte” de la ansiedad que te produce llevar una dieta demasiado estricta de lunes a viernes. La dieta flexible persigue precisamente lo contrario. Priorizando los alimentos de buena calidad nutricional, y conservando unas pautas para adecuar las calorías a tu gasto energético, podrás decidir con libertad qué comer, cuándo comerlo y permitirte comidas libres sin culpabilidad.

“LA DIETA FLEXIBLE NO ES COMER TODO LO QUE QUIERAS”

Se trata de llevar a la práctica la regla del 80:20. Si el 80% del tiempo comes de forma ordenada y saludable, el 20% restante puedes aumentar el consumo de otros alimentos que normalmente se restringen en otro tipo de dietas.

Con la dieta flexible puedes gestionar mejor tu alimentación durante más tiempo. Y al final eso es lo que queremos todos, aprender a comer de una forma eficaz, sin ganar peso y sabiendo que uno mismo tiene el control de su alimentación.

Esto no significa que el seguimiento de esta dieta no requiera de una evaluación del estado nutricional para comenzar a manejar macronutrientes y calorías.

¿Qué alimentos están permitidos?

Llevar una dieta flexible no siempre es sinónimo de llevar una dieta saludable cuando no sabes bien qué alimentos priorizar, y qué cantidad se va a ajustar al gasto metabólico.

Por eso, si te haces socio de Green Club y efectuas una compra de cualquier tipo, tendrás acceso de forma gratuita a un manual extenso de cómo llevar a cabo la dieta flexible.

A priori lo único a tener en cuenta es que durante al menos 5 días a la semana (el equivalente al 80% del tiempo) vamos a potenciar el consumo de:

  • Vegetales
  • Carbohidratos (tubérculos, frutas y frutos secos)
  • Grasas buenas
  • Proteínas de alto valor biológico

En nuestra dieta flexible los carbohidratos que aportan gran cantidad de azúcar y poca fibra son los que debemos eliminar o consumir de forma excepcional.

En esta dieta “un día libre” no es el día entero comiendo todo lo que quieras. Se pautan comidas libres, donde se aumentan de forma controlada los carbohidratos. Esto tiene varias ventajas que detallaremos cuando veamos todos los beneficios de la dieta flexible.

Estas comidas libres se traducen en un incremento estratégico de las calorías, o también llamado “refeed calórico” para salir de la depresión energética que sufre el organismo al estar a dieta, romper el déficit y ganar flexibilidad metabólica (de ahí su nombre).

La flexibilidad metabólica

Una dieta que permita tener un metabolismo flexible es la más preciada por las personas que se dedican al fitness. Gracias a la dieta flexible consiguen mantener unos cuerpos atléticos, funcionales, sanos y bellos estéticamente. La flexibilidad metabólica es la capacidad de comer más sin engordar porque conservan una gran calidad muscular y mantienen un estilo de vida saludable casi todo el tiempo.

De vez en cuando todos necesitamos despreocuparnos de lo que comemos y deseamos disfrutar sin cargo de conciencia de una comida familiar, unas vacaciones o de unas Navidades llenas de festejos. Ese es precisamente el mayor logro de mantener la dieta flexible, que jugando con macronutrientes y calorías podrás mantener tu vida social y llevar una dieta saludable a la vez.

dieta

¿Cuáles son los beneficios de la Dieta Flexible?

Ya te hemos contado de qué va esto de la Dieta flexible, ahora vamos a ver por qué la defendemos como una gran alternativa de alimentación:

  1. Consigue que seas capaz de llevarla durante mucho tiempo sin aburrirte y sintiéndote bien, gracias a la facilidad y a los beneficios rápidos que encuentras en su práctica. La dieta flexible consigue adherencia.
  2. Con la dieta flexible conseguirás perder grasa y ganar flexibilidad metabólica. Para que una vez hayas conseguido tu objetivo, lo mantengas sin volver a engordar.
  3. La dieta flexible no hará que consigas el cuerpo perfecto mágicamente. Es un estilo de vida que te permitirá mejorar de forma sostenible tanto tu físico como tu salud. Y esto último es lo realmente importante.
  4. Conseguirás sentirte saciado porque comes suficiente, variado y alimentos de alto valor nutricional.
  5. No existen las prohibiciones. El círculo prohibición-ansiedad-frustración es lo que da al traste con casi cualquier plan nutricional cuando hablamos de dietas para perder peso. Esto no ocurre en la dieta flexible.
  6. Aunque hayamos hablado de calorías y macronutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono) no se trata de vivir pegado a una calculadora. Cuidar las emociones que giran alrededor de la comida es necesario, y la dieta flexible respeta tus gustos, tu apetito y tus horarios.
  7. Una vez que te hayas dejado guiar para comenzar la dieta flexible, aprenderás a comer y serás autónomo en tu alimentación, sin depender siempre de un nutricionista.

Para terminar, te dejamos una recomendación

La dieta flexible se centra en los macronutrientes necesarios para mantener una alimentación equilibrada. Pero nunca debemos olvidarnos de los micronutrientes. En ocasiones para asegurarnos una dieta óptima en estos elementos debemos recurrir a la suplementación, especialmente al comienzo de la dieta.

¿Te gustaría saber más sobre la dieta flexible?

¿Quieres tener nuestro ebook completo sobre la dieta flexible? Para descargarlo solo tienes que unirte al club, hacer una compra, tras ello entrar en manuales y formación (en el menú inferior de nuestra web) y ¡acceder al contenido!

Manual de dieta y dieta flexible

 

Artículo escrito por Nerea Rivera:

Nerea Rivera es Dietista y Graduada en Ciencia y Tecnología de Alimentos. Avalada como Coach Nutricional por la Universidad Isabel I, su especialidad es la Nutrición Clínica y el abordaje del sobrepeso y la obesidad a través de la dietoterapia, el coaching y la suplementación. Cuenta con más de 11 años de experiencia en consulta y divulgación en hábitos saludables.

La información contenida en esta Web tiene un carácter meramente informativo y no debe sustituir las recomendaciones de los profesionales de la salud.

DESDE GREEN CLUB TE RECOMENDAMOS LOS SIGUENTES PRODUCTOS:

pack dieta  Pack dieta

hepadetox-syrup-jarabe-HEPADETOX SYRUP

sacilimSACILIMP

quemadoseQUEMADOSE

Si tienes una duda, sugerencia o simplemente quieres disfrutar de nuestro contenido de calidad no dudes en seguirnos en Instagram y Facebook.


 

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú